PATRONATO

El Rojinegro empató 2 a 2 ante el Cervecero. Tras un flojo primer tiempo, Patronato mejoró en el complemento y hasta pudo ganar. Calello y Malrechauffe marcaron para el local mientras que Furios y Carrasco lo hicieron para el Santo.

 

Los dirigidos por Forestello igualaron 2 a 2 ante Quilmes en la cuarta fecha de la Zona 1 de Primera División. El encuentro se disputó en el estadio Centenario y fue arbitrado por Pedro Argañaraz. El equipo ‘cervecero’ marcó la apertura con una conquista de Adrián Calello (Pt. 12m.). El conjunto paranaense, que también sigue sin ganar, estableció la igualdad con un cabezazo de Iván Furios (St. 11m.) y pasó a ganarlo con una corrida de Mauricio Carrasco (St. 28m.). El elenco quilmeño consiguió la paridad definitiva con una conquista del uruguayo Damián Malrechauffe (St. 33m.).

En el estadio Centenario se enfrentaron dos conjuntos que todavía siguen sin ganar en el certamen. Con este resultado, los dirigidos por Alfredo Grelak reúnen dos puntos, mientras que los de Villa Sarmiento tienen una unidad más, producto de tres empates y una derrota. El Rojinegro mostró dos facetas: jugó un mal primer tiempo y en el segundo con los cambios y mucha actitud mejoraron notoriamente y hasta pudo quedarse con los tres puntos.

En el arranque asumió la iniciativa el conjunto ‘cervecero’ que empezó a prevalecer en campo contrario, a partir de la interesante tarea de la zona de contención de medios (Calello-Braña) más el punzante ida y vuelta de Matías Morales por derecha. En ese contexto, Quilmes ya merecía la apertura cuando finalmente la consiguió. Iban 12 minutos cuando Matías Morales desbordó por derecha y encontró en el centro del área a Calello, quien se acomodó y sacó un remate cruzado que dejó sin asunto al arquero Sebastián Bertoli.

Incluso con la conquista a su favor, el equipo local siguió insistiendo en procura de aumentar las cifras y Bértoli respondió para evitar que la diferencia se ampliase. Ya en el segundo tiempo, el técnico visitante, Rubén Forestello, buscó cambiar la tónica con los ingresos de Matías Quiroga y Marcelo Guzmán. Pero Patronato empezó a progresar con una vieja receta: los centros aéreos en busca de los jugadores altos.

Así, a los 11m., en una maniobra de pelota detenida, el zaguero Andrade la peinó en el primer palo y por atrás apareció Furios para estampar la igualdad. El gol paralizó a un Quilmes que empezó a sentirse incómodo. Y Patronato aprovechó su momento para pegar el golpe. Así, a los 28m., una corrida de Carrasco que le ganó en velocidad a los zagueros locales y definió mano a mano con Benítez sembró el estupor en la afición quilmeña.

Pero con la ventaja a su favor, el elenco ‘rojinegro’ se retrasó en demasía y permitió que Quilmes, más en base a empuje que a juego, le llenara el área de envíos. En uno de ellos, sobre los 33m., el ingresado Imperiale mandó un centro desde la derecha y el uruguayo Malrechauffe cabeceó sin oposición para mandar la pelota al fondo del arco: 2-2. De allí hasta el final, el equipo local buscó por inercia, pero el conjunto paranaense se defendió con criterio para sostener el empate.

En la próxima presentación, el elenco de Rubén Forestello recibirá a Belgrano de Córdoba, el sábado desde las 21.30, en el estadio Presbítero Bartolomé Grella.