El secretario General de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Oscar Muntes, indicó a ANÁLISIS DIGITAL que no hubo ningún ofrecimiento de parte del gobierno a los gremios estatales, en la primera reunión paritaria que se desarrolló este viernes. “El tema es complejo y vergonzoso.

No llevaron ninguna propuesta, sólo informaron quiénes serán los miembros paritarios”, dijo el dirigente y consideró que “el gobierno está desorientado”. Asimismo, informó que ATE entregó un petitorio donde exigen cuatro puntos: “Recomposición salarial de acuerdo a la Canasta Básica que está en 15.670 pesos; un bono de emergencia urgente de 5.000 pesos que debe ser computado en los salarios de marzo, a cuenta de la paritaria; apertura de paritarias sectoriales; y recomposición de componentes provinciales de acuerdo al incremento nacional de asignaciones familiares”.

“Estamos de acuerdo con el otro sindicato (UPCN) en los reclamos y en que los trabajadores no deben ser variable de ajuste”, acotó.