Este lunes el Gobierno provincial logró cerrar acuerdos salariales con los sindicatos docentes (Agmer y AMET) y con los que nuclean a los trabajadores de la administración pública (ATE y UPCN). En julio se retoman las negociaciones salariales. Los detalles de las propuestas.

 

Este 21 de marzo el Gobierno logró cerrar los acuerdos salariales con los sindicatos docentes Agmer y AMET y con los que nuclean a los trabajadores estatales, ATE y UPCN.

La oferta a los docentes contempla, además del pago retroactivo del incremente a febrero y salario inicial de 9.329 a julio, entre otros ítems, el incremento del valor punto índice en un 29 por ciento tanto para jornada simple como para jornada completa.

Este aumento, que es remunerativo y bonificable,  impacta en  los códigos básicos de la grilla completa de  cargos y horas que se liquida al sector docente,  lo que  evita el “achatamiento” de la escala salarial y equipara el incremento entre los docentes de menor y máxima antigüedad, se indicó en un comunicado enviado a esta Agencia por el Gobierno.

La propuesta que presentó el Ejecutivo a los gremios, y éstos aceptaron, un 37 por ciento de incremento para el cargo de un maestro sin antigüedad, que percibirá 8.225 pesos desde el mes de febrero y 9.329 pesos a partir de julio, mientras que para el cargo de jornada completa el incremento puede llegar al 41 por ciento, fruto del impacto del Fonid.

También se equiparan los aumentos de los profesores que antes tenían porcentualmente diferencias con respecto al cargo de los maestros. Un profesor con 36 horas cátedra tendrá un aumento que podrá llegar al 36 por ciento cuando con la propuesta anterior el valor del 31 por ciento.

En la audiencia que tuvo lugar este lunes, Agmer y AMET comunicaron la aceptación de la propuesta y el Ejecutivo aceptó pagar el retroactivo del mes de febrero en un solo tramo y no descontar los días de paro.

Estatales

También la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) anunciaron la aceptación de la oferta salarial ofrecida por el Gobierno entrerriano.

La misma incluye un aumento en dos tramos: 18 por ciento en marzo y 10 por ciento desde el mes de julio, totalizando un 29,8 por ciento acumulado. El acuerdo incluye un valor mínimo salarial de 8.000 pesos y la continuidad de las conversaciones luego del mes de julio.

La propuesta determinó un aumento mínimo de 1.800 pesos por trabajador, lo que constituye aumentos que llegan al 33 por ciento para los salarios más bajos y que permitirán que 18.493 agentes reciban aumentos por encima de la pauta general. Los montos serán retroactivos al mes de febrero que se pagarán por planillas complementarias en los períodos subsiguientes.

Tal como venía planteándose desde el Estado entrerriano, se ratificó la continuidad de todos los puestos y contratos laborales y la vigencia del régimen de recategorizaciones; como así también la continuidad del diálogo en el marco de las paritarias. En relación al aumento mínimo de 1.800 pesos permite que a partir de febrero (por la retroactividad del acuerdo), los trabajadores de escalas salariales inferiores reciban mejoras de hasta el 33 por ciento.

El detalle dado a conocer indica que 6.094 agentes recibirán 33 por ciento de aumento; 3577 recibirán el 27; 742 recibirán el 26; 2.040 recibirán el 24; 1.094 recibirán 23, 636 recibirán el 22 y 4.310 agentes recibirán un 19 por ciento de mejora. La retroactividad al mes de febrero, será liquidada por planilla complementaria en los períodos subsiguientes.

Fuente: APFDigital