Click para Ampliar

La semana pasada se conoció la noticia sobre un grupo de tamberos autoconvocados que se organizaron para reclamar al gobierno nacional un plan de salvataje a su dramática situación como pequeños y medianos productores. La decisión de los 60 productores se basó en las demoras de la Federación Agraria que no canalizó los reclamos del sector. Juan Echeverría –es parte de la FAA- explicó que “hay un poco de bronca” por esa decisión de la entidad gremial, aunque relativizó que la disputa interna pueda acrecentar. “Tenemos un período de vida económica que no supera los noventa días”, lamentó Echeverría. En esa línea, los autoconvocados reclaman por una recomposición de 1,20 por litro, lo cual llegaría al costo de referencia aproximado de cuatro pesos. “No pedimos siquiera ganar plata, sólo que frenen la sangría”, agregó. Señaló a los supermercados como el eslabón de la cadena que más plata se lleva de la venta de la leche.