Los hechos habrían ocurrido en 2014. El padre de la nena, denunciante y querellante en la causa que investiga los hechos, dice que no se le cree a la nena y que lo criminalizan para proteger al abusador. Para evitar que se identifique a la niña, en la nota no proporcionamos su nombre ni el de su padre o madre. Cuando el 17 de agosto de 2014 V. le contó a su papá los abusos físicos y psíquicos a los que la sometió la pareja de su madre, este hizo una denuncia en la Defensoría de Pobre y Menores de Diamante. Inmediatamente la madre de la niña realizó una denuncia por impedimento de contacto, con lo que logró que le restituyan a la nena con la promesa de que no volvería a convivir con el señalado por la nena como abusador, EDUARDO JATÓN, a fin de protegerla.

 

Pero la nena fue restituida en octubre de 2014 a su padre, en razón de un informe del Programa Provincial de Prevención de la Violencia Familiar del Copnaf. En ese momento las profesionales detectaron que la nena estaba siendo manipulada por su madre para esconder que a la niña la había llevado a vivir otra vez con su abusador. El angustiado padre pensó que, al menos luego de este episodio, tendría todo la ayuda de la ley para investigar los hechos y encarcelar al culpable, pero al parecer no es así. “Yo no quiero pensar que hay mala voluntad o cohecho, pero EDUARDO JATÓN -el acusado de abuso- es un comerciante muy rico y un dirigente muy influyente de Paraná, y en tribunales están haciendo todo para que quede libre.

 

El Fiscal GILBERTO ROBLEDO en Diamante me está haciendo un proceso penal por impedimento de contacto con la madre y desobediencia judicial cuando es la nena la que no quiere ver a la madre por todo lo que le hizo atravesar. Tengo miedo de ir preso o que con esas causas logren que me saquen a la nena, y vuelva a vivir ese calvario, lo que ya pasó. Además, el Juez GUSTAVO MALDONADO, del Juzgado de Transición N.º 3 de Paraná, y la Fiscal LAURA CATTANEO, archivaron la denuncia contra la madre y la aceptaron como querellante en la causa de abuso, lugar que evidentemente solo ocupa para desincriminar a su pareja, ya que ha dicho mil veces que no cree en la denuncia de la nena” La ley N.º 27.206, iniciativa de la entrerriana Sigrid Kunath, estableció que en los delitos de abuso sexual la prescripción no empieza a correr sino desde la mayoría de edad. Pero M. denuncia que en la causa que se investiga el abuso, la Fiscal LAURA CATTANEO dictaminó que no permitan que la nena (quien le contó otras cosas terribles que le hizo la madre) hable en otra Cámara Gessel porque denunció hechos que no había dicho la primera vez, lo que fue así dispuesto por el Juez MALDONADO. “Es desquiciante. Todos los autores dicen que los niños víctimas de violencia sexual tardan mucho en elaborar lo que les pasó e ir contando todo. La nena ya confirmó en dos Cámaras Gessel los abusos y que la madre por lo menos lo sabía, y quiere denunciar más pero no nos otorgan otra Cámara Gessel. Esto es supuestamente para no revictimizarla; pero sí la molestan por cualquier otra cosa, así que es obvio que solo lo quieren beneficiar. Por ejemplo, en el Juzgado de Familia la madre logró que le concedan otra Cámara Gessel el mes pasado para “revincularla con las tías; y también le van a hacer una pericia psicológica a la nena en Paraná, ¡para ver si la primera vez mintió!

 

 

También le dijo lo que le había pasado a la Trabajadora Social de Defensoría de Diamante. Se había ordenado que ella la entreviste; eso por supuesto que en el juicio de impedimento de contacto, para lograr revincular a la nena con la madre acusada de abuso, porque a nosotros no nos dan una prueba; y ella le cambió de tema cuando está obligada a denunciar. Por suerte sospeché, y la grabé, con lo que obtuve la prueba… le hicimos la denuncia por incumplimiento de los deberes de funcionario público pero por supuesto que el Fiscal ROBLEDO ordenó el archivo de la causa. Nosotros queremos que se investigue bien todo” M. dice también dice que amenazan a sus abogados con sanciones disciplinarias y sumarios administrativos por exponer estas irregularidades. Asimismo, la Asistente Social los insultó telefónicamente cuando la llamaron para consultarle por la denuncia que había efectuado la niña en la ocasión en la que la entrevistó (los Doctores AGOSTINA FAVOTTI y FACUNDO FAVOTTI). “Este tipo tiene mucho dinero y poder, como dije ya va poniendo como 20 abogados en las causas de familia y penal, con lo que está logrando mucho”, dice M. “Tanto en el proceso penal en el que se investigan los abusos, como en el que se analiza el falso impedimento de contacto, se evidencia la parcialidad: no nos conceden medidas probatorias, no nos dejan llamar testigos, o simplemente interponer apelaciones; en las audiencias se nos retacea la palabra.

 

Logramos que lo procesen después de una larga lucha, pero no nos están dejando incorporar prueba: archivaron la denuncia contra la madre arbitrariamente. La causa por el abuso que va en el sistema penal viejo va a carreta, y a mí y a la nena nos ordenan pericias de todo tipo en ambas causas.” continúa. “No quería hacer pública la situación pero se llegó a un límite. Si está procesado, ¿cómo puede ser que a mí se me investigue por impedimento de contacto? ¿Cómo no nos dejan llamar testigos, y ella puede ser querellante si no cree en el abuso? Todo esto deja mucha impotencia y la sensación de que pueden hacer lo que quieren con absoluta impunidad. En argentina rige la ley 26.061 que establece que hay que interpretar toda la legislación en favor del interés superior del niño, y el Estado ha signado tratados internacionales en los que se compromete a investigar, sancionar y visibilizar el abuso sexual infantil, y estos tipos están haciendo todo lo posible por tapar lo ocurrido. Por suerte mi nena está procesando todo bien porque le dimos apoyo psicológico y emocional todo el tiempo, pero si la avanzada judicial en mi contra continua no sé cómo va a terminar esto, porque el Sr. JATON ha puesto como 20 abogados, y a los que pocos que puedo pagar yo los aprietan. Es terrible.”, concluyó angustiado el Padre.