Click para Ampliar

Cerca de mil entrerrianos permanecen evacuados y otros 11.000 damnificados por las crecidas que afectan el Litoral argentino, situación que se tornó más compleja en esas provincias por las lluvias y ante la cual el gobernador entrerriano, Gustavo Bordet, aseguró que están trabajando «desde todas las áreas para asistir a las familias». «Estamos trabajando desde todas las áreas de gobierno para asistir a las familias» afectadas por las intensas lluvias que provocaron la crecientes de varios arroyos, principalmente en el norte de la provincia.