Click para Ampliar

“La palabra decisión es clave para entender la causa Ilarraz. Para entender los treinta o veinte años en que hemos sobrellevado este problema. Porque acá hay dos decisiones. La decisión de las víctimas de llevar durante veinte años una cruz tan pesada: que es la decisión de cargar con el peso de la conciencia, con el peso del abuso y con el peso de la obligación de callar. Y luego está la decisión de la Justicia de hacer valer derechos de las víctimas y buscar el castigo al abusador. Lo que faltó fue la decisión de la Iglesia en esclarecer los hechos. Hay muchos y muy buenas resoluciones. En términos generales, la Justicia ha visto el corazón del problema en medio de mil fojas que tiene el expediente”. Quien habla es una de las víctimas del cura Justo José Ilarraz, quien está siendo investigado por la Justicia entrerriana acusado de abusos a menores.