Empleados y jubilados de la administración pública de Entre Ríos percibirán sus haberes de marzo con un incremento salarial del 6 por ciento, tal como lo dispuso el gobierno entrerriano.

 

El gobierno provincial determinó un incremento salarial anual de 18 por ciento, en tres tramos, a pagarse en marzo, julio y octubre. Asimismo, propuso el monitoreo conjunto del índice inflacionario, garantizando que ningún trabajador cobre por debajo de la inflación determinada por el Indec.

Este aumento del 6 por ciento que se efectivizará con los haberes de marzo demandará al gobierno provincial un total de 774 millones de pesos.