“Di mi palabra: en Entre Ríos ningún trabajador público ganará por debajo de los índices inflacionarios de este año. Por eso convoco para el lunes a los gremios docentes para analizar junto a mi equipo de gobierno una nueva oferta salarial”. Así lo anticipó a través de las redes sociales el gobernador Gustavo Bordet, en el marco del conflicto que incluyó la instalación de una carpa frente a Casa de Gobierno desde el lunes, y la toma del edificio del Consejo General de Educación (CGE) contra las malas liquidaciones de salarios de los docentes. En ese orden, expresó además el mandatario: “Defiendo la calidad educativa y nuestra escuela pública. Podemos tener diferentes visiones, pero la posibilidad de sentarnos a dialogar está abierta. Es mi compromiso. Espero de los sindicatos que representan a los maestros entrerrianos la misma actitud, sin las escuelas vacías, edificios públicos tomados o acampes frente a Casa de Gobierno”.