Los jefes de bloque del Senado coincidieron en que el plazo para tratar el pedido de desafuero de Cristina Kirchner no vence esta semana y lo postergaron para septiembre.

Los jefes de los bloques que conforman el Senado y las autoridades de la Cámara alta definieron este martes no avanzar en el tratamiento del pedido de desafuero de la senadora y ex presidenta de la Nación, Cristina Kirchner.

El juez federal Claudio Bonadio acusó a la ex mandataria de encubrimiento en el marco de la causa por el atentado a la AMIA, a raíz del Memorándum de Entendimiento firmado con Irán durante su Presidencia.

A raíz de ello, el magistrado reclamó el desafuero de Cristina Kirchner en una nota que fue enviada al Senado el 7 de diciembre del año pasado.

El pedido tomó estado parlamentario durante la sesión del 27 de diciembre, la última de 2017, y, desde entonces, comenzaron a correr los plazos.

De acuerdo con la Ley de Inmunidades, la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta tiene sesenta días, desde el ingreso del pedido de desafuero, para emitir dictamen.

En el caso de la senadora Kirchner, ese plazo se cumplió en marzo y la comisión encabezada por el peronista catamarqueño Dalmacio Mera no debatió la cuestión y, por lo tanto, no emitió opinión al respecto.

Según la legislación, si la Comisión no se expide sobre el pedido de la justicia, la Cámara tiene 180 días, desde el ingreso del pedido de desafuero de Cristina Kirchner, para debatir la cuestión en el pleno del recinto.

Según fuentes del interbloque Cambiemos, esos seis meses se cumplirían el jueves 7 de junio. Por eso, el pedido de sesión especial, firmado por el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el jefe del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff; el macrista Humberto Schiavoni y los radicales Pamela Verasay y Oscar Castillo, reclama que la cuestión sea debatida antes de ese día.

Lo cierto es que, los jefes de bloque del Senado coincidieron en que el plazo para tratar el pedido de desafuero de Cristina Kirchner no vence esta semana y lo postergaron para septiembre.

El jefe de la bancada del PRO Humberto Schiavoni señaló que durante la reunión que se realizó hubo un “acuerdo mayoritario” respecto de que los 180 días dispuestos por la Ley de Fueros como plazo para tratar el tema son “hábiles” y en consecuencia “no se vencieron los plazos”.

Schiavoni indicó en declaraciones a la prensa que de esta manera el tratamiento del pedido elevado por el juez federal Claudio Bonadio contra la ex presidenta podría tratarse “en septiembre”, y así también lo señaló el jefe del interbloque de Cambiemos, Luis Naidenoff en declaraciones a la agencia NA.

De esta manera, la sesión especial solicitada por el oficialismo de manera preventiva para esta tarde quedó formalmente desactivada.