El silencio incómodo ya dio paso a las gestiones concretas. En Cambiemos ya se debaten estrategias a seguir en torno al caso de Sergio Varisco, el intendente radical de Paraná procesado por presuntos vínculos con el narcotráfico en la capital de Entre Ríos. Por lo pronto, la Unión Cívica Radical (UCR), partido del que el presidente municipal es vocal, resolvió suspenderlo como afiliado hasta que se aclare su situación judicial. La semana pasada, la coalición oficialista decidió que el Comité de Ética sea encabezado por el veterano dirigente radical y actual integrante del área de Derechos Humanos de Interpol, Leandro Despouy, y por el presidente provisional del Senado, el macrista Federico Pinedo.

 

El intendente fue procesado por presuntos vínculos con el narcotráfico.