El presidente Mauricio Macri inauguró las sesiones ordinarias del Congreso y realizó un pormenorizado detalle de la herencia que recibió el 10 de diciembre en su discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación y planteó un dramático escenario en distintas áreas del Estado, entre ellas las cuentas públicas, la seguridad y la lucha contra el narcotráfico.

“Encontramos un Estado plagado de clientelismo. Esto se explica por la corrupción. Ocupamos el lugar 107 en el ranking de transparencia”, dijo el mandatario nacional. Más adelante afirmó que “la corrupción no debe ni puede quedar impune” y anunció que se dotará, para ello, “de herramientas al Poder Judicial” y “se fortalecerá la Oficina Anticorrupción”.